La improvisación es un arte de entrega, nos exponemos y aceptamos lo que viene en el momento, es un estado de presencia, no es hacer nada de ninguna manera, es importante entrenar, repetir y repetir hasta hacer algo diferente…